viernes, 29 de noviembre de 2019

Huelga en Financiera El Corte Inglés

0 comentarios
En el día de hoy se está produciendo un hecho transcendental en la historia más reciente del movimiento obrero y de clase: la primera huelga convocada en empresas del grupo El Corte Inglés, en este caso, de la Financiera El Corte Inglés. Y se produce en una de las empresas tradicionalmente más reaccionarias del país, donde los trabajadores han estado bajo el yugo del paradigma del sindicalismo amarillo como son FASGA y FETICO, creados al calor de la patronal y, en concreto, de El Corte Inglés. Estos sindicatos han estado dominando y subyugando a los trabajadores del sector del comercio por décadas, trabajadores que han ido perdiendo derechos hasta la culminación de la firma de un bochornoso convenio sectorial que permitía a los comercios abrir los domingos y festivos, considerándolos como laborables.

Ha tenido que llegar a Financiera El Corte Inglés un sindicato combativo y comprometido con la clase obrera como CSC para cambiar estas tornas. Por primera vez, los trabajadores se han podido organizar de manera efectiva en torno a un sindicato de clase y, como consecuencia de ello, en primer lugar, se ha obtenido una importante representación en la empresa, para, posteriormente, reclamar los derechos perdidos durante todos estos años. Es solo un paso, el primero de muchos, pero que debe ser ejemplo para el resto de la clase obrera, diciéndonos que por muy reaccionaria que sea la empresa en la que se trabaje, por muy precarias que sean las condiciones laborales y por mucho que esté dominada por el sindicalismo amarillo –que en este caso está representado por FASGA y FETICO, pero que en otras empresas se manifiesta bajo las siglas franquicias de UGT y CCOO– existe una salida y se pueden conseguir hitos históricos como es el caso de esta primera huelga convocada en Financiera El Corte Inglés.

El hecho de haber organizado esta huelga es ya un éxito en sí mismo. Mantenerla hasta su celebración es el segundo. No dudamos de que los trabajadores, por mucho miedo que tengan a la represión al principio, fruto de años de coacción y chantaje patronal junto con las traiciones del sindicalismo amarillo, han dado un paso importante adelante en la lucha y están dando un ejemplo al resto de la clase obrera para que se organice y luche por reconquistar todos los derechos perdidos y avanzar hacia un modelo de sociedad donde los trabajadores tengamos nuestros derechos cubiertos.




¡Viva la lucha obrera! ¡Viva el sindicalismo de clase!

¡Lucha por tus derechos! ¡Afíliate a CSC!
Leer más ...

martes, 26 de noviembre de 2019

La Coordinadora Sindical de Clase en apoyo al denunciante de corrupción en UGT-A, Roberto Macías

0 comentarios


El próximo jueves 28 de noviembre a las 9:30, se celebrará el juicio contra el trabajador Roberto Macías, despedido por UGT-A y testigo clave del supuesto caso de corrupción en las ayudas a la formación cometido por esta organización sindical –incluso las autoridades nacionales han procedido a revocar la asistencia del Fondo Social Europeo (FSE) otorgado al sindicato UGT en Andalucía bajo el periodo de programación 2007- 2013,  y además un informe pericial presentado en el juzgado de instrucción 9 de Sevilla, estima en casi 100 millones de euros las ayudas objeto de investigación–.

A Roberto Macías le ha denunciado UGT-A, exigiéndole una indemnización de 60.000 euros y 4 años de cárcel, en concepto de reparación "por el daño moral" causado. Es decir, no acusa a este honesto trabajador de mentir sino de provocarle un supuesto daño, al presuntamente revelar sus escandalosos secretos contables, esto es, sus “artificios financieros” ideados por el sindicato para justificar gastos ante la Administración, lo que constituye un grave caso de corrupción sindical. Nada hace esta organización por limpiar la corrupción de sus entrañas, sino que, en su lugar, arremete con aquel que ose denunciar y, en concreto, poniendo como cabeza de turco a esta persona que es (y debe ser) un ejemplo para todo el pueblo trabajador. Son de dominio público las investigaciones emprendidas por parte de la fiscalía Anticorrupción por presunta financiación ilegal en los fondos de formación cometida por UGT en Asturias, Andalucía y Extremadura, hechos repudiables que constituyen una afrenta en la lucha obrera.

UGT-A demuestra así que se comporta más como una empresa que como un sindicato que dice denominarse de clase. En la práctica, casi se podría decir que sí, que es un sindicato de clase... pero de la clase empresarial. Una organización más preocupada por defender su patrimonio –aludiendo a un supuesto daño moral– que de defender los intereses de la clase trabajadora, firmando ERE, conciliando con la patronal y vendiendo a los trabajadores que tienen que vivir con las consecuencias de sus traiciones a la clase obrera de este país.

UGT-A no solo ha privado a Roberto de su medio de vida, pues ha sido despedido injustamente de esa organización en la que trabajaba como administrativo, sino que ahora le intenta llevar a la ruina, pidiéndole 60.000 euros –que, evidentemente, no posee– y pidiendo a la Justicia que este trabajador pase 4 de sus años en la cárcel, por denunciar la corrupción. Esa es la "defensa" de los trabajadores de esta organización corrupta; porque corrupción no es solo sacar provecho económico o de otro tipo en beneficio propio, sino que también –según la RAE en su 1ª acepción del término– es "alterar o trastocar la forma de algo", y no hay mayor alteración que la de los principios para los que fueron concebidos los sindicatos: la defensa de los intereses de los trabajadores. Y este sindicato ha estado esquilmando, siempre según lo denunciado e investigado por las autoridades, el dinero aportado por la clase trabajadora europea, vía impuestos, para financiar a una organización que no ha hecho, siendo benevolentes, un uso apropiado del mismo. Hasta la propia Junta de Andalucía ya le ha reclamado a esta organización la devolución de 18 millones por ayudas fraudulentas a la formación.

Por supuesto, CSC está al lado de este trabajador porque somos fieles a nuestros principios de clase y no vamos a dejar en la estacada a una persona que ha tenido la valentía de enfrentarse, hasta ahora solo, a toda una organización, haciéndole un favor a la clase trabajadora de este país y de toda Europa, denunciando las malas prácticas con las subvenciones recibidas por la UE y por la Junta de Andalucía.

Por ello, desde CSC, realizamos un llamamiento a todos los delegados, afiliados y simpatizantes de CSC y, en definitiva, a toda la clase trabajadora para acudir a la concentración de apoyo a Roberto, que comenzará a las 8:30 en la puerta del Edificio NOGA, sito en la Avda. de la Buhaira, nº 26, previo a la celebración del juicio, no solo ya por solidaridad sino por una cuestión de principios, defensa de la honestidad y de reforzamiento de la transparencia y de lucha contra la corrupción en todos los ámbitos. Si permitimos que Roberto vaya a la cárcel, estaremos reforzando un sistema corrupto que permite que organizaciones cometan irregularidades con dinero público. Es nuestro deber luchar, en la medida de cada cual, contra estas injusticias. Roberto no está solo en esta lucha porque ya no se trata de una lucha de toda una organización contra un trabajador individual, sino que Roberto debe tener detrás a toda la clase trabajadora, apoyándole y sosteniéndole. 

COORDINADORA SINDICAL DE CLASE (C.S.C.)
Leer más ...

jueves, 21 de noviembre de 2019

En este sistema, los beneficios de las empresas valen más que nuestra salud

1 comentarios


El pasado 30 de octubre, el Tribunal Constitucional dictaba sentencia con respecto a la validez constitucional de la modificación introducida en el Estatuto de los Trabajadores mediante las reformas laborales de 2010 (PSOE) y 2012 (PP), por la que se justifica el despido por causas objetivas - lo que implica que la indemnización se ve reducida a 20 días por año - en caso de que un trabajador falte al trabajo un 20% de los días hábiles en un periodo de 2 meses, o un 25% en un periodo de 4, aunque esas bajas estén justificadas.

La sentencia, que no ha sido unánime, incluye 3 votos particulares que indican, entre otras cosas, lo siguiente: “No puedo asumir que la libertad de empresa [...] pueda ser antepuesta al derecho a la integridad física o moral de los trabajadores, y a un valor tan fundamental como es la salud humana”. No obstante, la sentencia fue ratificada con 8 votos a favor y 4 en contra.

Entre los argumentos de los jueces que votaron a favor podemos encontrar cosas como, “lo ha hecho con una finalidad legítima —evitar el incremento indebido de los costes que para las empresas suponen las ausencias al trabajo—, que encuentra fundamento en la libertad de empresa y la defensa de la productividad”, o, “el absentismo conlleva para el empresario un perjuicio de los intereses legítimos, por la menor eficiencia de la prestación laboral de los trabajadores que faltan a su puesto de trabajo de forma incipiente”.

Semejante argumentación lo que pone de manifiesto es el claro sesgo clasista de la Justicia, como parte del Estado que legisla y juzga en contra de los intereses de los trabajadores. En su concepción capitalista, el trabajador es simplemente una herramienta para que las empresas obtengan más beneficios. Si el trabajador —como pieza de esa maquinaria— no rinde lo deseado por el empresario, podrá ser reemplazada por otra bajo el auspicio del poder legislativo y judicial. De esta manera, deshumaniza, por un lado, al trabajador y, por otro, perpetua y afianza el sistema de explotación que nos oprime como clase. 

Esta sentencia, además de ser un ataque a los derechos más fundamentales de los trabajadores —ataque que viene iniciado por las reformas laborales de PSOE y PP en 2010 y 2012—, pretende ratificar algo que ya de facto ocurre en este sistema, y es que la libertad empresarial está por encima de cualquier otra cosa, por encima de nuestra salud y de nuestras vidas.

Cuando una baja médica justificada puede ser motivo de despido, un trabajador puede verse forzado a acudir a su puesto de trabajo encontrándose enfermo, lo que puede hacer que su estado de salud empeore. Por lo tanto, esta sentencia atenta contra el bienestar y la salud de los trabajadores, dejando claro cuales son las prioridades en este sistema, en el que nuestra integridad física no es más que un impedimento para que las empresas puedan ganar cada vez más a nuestra costa.

A los trabajadores acudir a las leyes y a las instituciones judiciales ya no nos vale, pues no son más que el reflejo de quienes tienen todo el poder en este sistema, las empresas, y son por tanto órganos a su servicio, como se demuestra en la citada sentencia, y para velar por sus intereses, que son totalmente contrarios a los nuestros. Los trabajadores sólo nos tenemos a nosotros mismos para revertir esta situación.

Por todo ello, desde la Coordinadora Sindical de Clase hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse bajo el sindicalismo de clase, a engrosar las filas de nuestro sindicato como herramienta de organización y movilización en la lucha por la defensa de nuestros derechos, por la mejora en nuestras condiciones de trabajo, así como por la transformación de esta sociedad en una más justa donde los trabajadores podamos ser dueños de nuestro futuro.

¡FORTALECE EL SINDICALISMO DE CLASE!
¡ÚNETE A CSC!
Leer más ...
 

CSC

FSM

Copyright © Coordinadora Sindical Clase - Sevilla Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger