martes, 7 de noviembre de 2017

CCOO y UGT siguen negociando el Convenio Sectorial TIC al margen de los trabajadores

Se van a cumplir en breve 8 años desde que expiró la vigencia del XVI Convenio Colectivo Estatal de empresas consultoras de planificación, organización de empresas y contable, empresas de servicios de informática y de estudios de mercado y de la opinión pública. 8 años en los que los sindicatos negociantes, CCOO y UGT, no han conseguido avanzar un solo paso, no han movilizado a los trabajadores, no han intentado unir a los trabajadores del sector para luchar por sus condiciones de trabajo. 8 años en los que bajo la excusa de la crisis económica, los trabajadores del sector, con las tablas salariales congeladas, hemos perdido poder adquisitivo año tras año:

ipctotal.PNG

En estos años hemos podido ver como CCOO pactó con Panrico pagos de 30.000 euros anuales a cambio de mejorar “el clima laboral” (pacto que la empresa entendió como roto cuando los trabajadores decidieron hacer huelga a pesar del intento de pararla de CCOO); como líderes de ambos sindicatos conseguían plazas de funcionario sin pasar por un concurso; como se han repartido de manera irregular medio millón de euros de la financiación de acciones destinadas a la prevención de riesgos laborales; como CCOO ha enviado a FOGASA sin negociar a trabajadores de su fundación Forem, tras más de 20 años trabajando para el sindicato; como ‘sindicalistas’ de ambas organizaciones han sido imputados por comisiones en el caso de los ERE; como el Gabinete Técnico de CCOO ha sido un granero de altos cargos del PP; como CCOO ha despedido a mujeres con reducción de jornada por maternidad, ha sido condenado por despedir irregularmente cuatro horas después de ser readmitida a una empleada con más de 25 años de antigüedad usando la reforma laboral y ha sido demandado por "vulnerar derechos fundamentales"; como ambos sindicatos siguen sin mostrar sus cuentas tal como exige la ley de transparencia; como ambos sindicatos han firmado cientos de EREs (1,2,3,4), mandando al paro a millones de trabajadores.

Estas (y muchas otras: http://www.cscsevilla.org/p/ccoo.html, http://www.cscsevilla.org/p/ugt.html) son sus credenciales. Y con estos precedentes pretenden CCOO y UGT obtener el apoyo de los trabajadores del sector y que nos movilicemos para favorecer ‘su’ negociación. Pero, ¿qué es exactamente lo que están negociando? ¿Por qué no hacen públicas todas las propuestas que están sobre la mesa? ¿Qué tienen que ocultar a los trabajadores del sector? Estas son algunos de los puntos que están sobre la mesa actualmente:

  • El punto clave de la negociación es la nueva definición de categorías/grupos profesionales que quiere introducir la patronal AEC en el nuevo convenio. Se pretende de esta forma sustituir las actuales categorías, por grupos profesionales con niveles. Dichos grupos profesionales, mucho más ambiguos y abiertos, tendrían unos rangos salariales que permitirían que las empresas distribuyeran los puestos entre dichos rangos a su antojo, de forma que en un mismo grupo profesional, podrían estar los programadores y los analistas programadores, y una empresa podría elegir el salario más bajo del grupo para ambos puestos. Esta información es totalmente opaca, ni patronal, ni CCOO ni UGT, muestran absolutamente nada a nadie, negocian a espaldas de los trabajadores lo que probablemente sea la mayor traición (y el nivel es alto) a los trabajadores del sector en los últimos años. La información que se conoce es la que las direcciones de CCOO han filtrado a sus delegados en diferentes asambleas en las que explicaron las pretensiones de la patronal al respecto. Parece ser que las posturas están cercanas en este momento:
Categorias.png
  • Otro de los puntos en los que parece haber acuerdo es en el de poder superar las 9 horas diarias de jornada ordinaria, si existe acuerdo con la Representación Legal de los Trabajadores (RLT). En este sentido, las empresas en las que la representación de los trabajadores esté en manos de CCOO y/o UGT, junto a plataformas independientes creadas expresamente por las propias empresas, tendrán fácil llegar a acuerdos que permitan fijar jornadas de más de 9 horas al día.
 
9horas.png
 
  • Con respecto a los horarios, otro de los puntos que la patronal quiere introducir en materia de ‘flexibilidad’ (para la empresa, no para el trabajador), es la posibilidad de superar las 36 horas semanales en jornada de verano mediante distribución irregular de la jornada (DIJ), algo que las empresas del sector ya están aplicando actualmente, pasando previamente por acuerdo con la RLT, que estando en la mayoría de casos en manos de CCOO y UGT junto con otros sindicatos amarillos, no supone ningún problema para dichas empresas. Se pretende sin embargo dar más poder a las empresas para no tener que negociar nada. La respuesta de CCOO ante esta petición es la de aplicar la DIJ prevista en el artículo 34.2 del Estatuto de los Trabajadores, que permite pactar entre RLT y empresa la DIJ para todo el año, y en ausencia de pacto, permite a la empresa redistribuir hasta el 10% de la jornada anual.
 
jornadaverano.png
 
  • Del mismo modo, la patronal pretende que las empresas tengan la potestad de alterar hasta 2 horas el horario de entrada y salida de los trabajadores, ante lo que CCOO vuelve de nuevo a hacer referencia a aplicar la DIJ, lo que en ausencia de pacto permitiría de nuevo que la empresa tuviera libertad para fijar prácticamente cualquier horario, convirtiendo nuestra jornada laboral en una incógnita en las manos de las direcciones de las empresas.
 
Toda esta tanda de concesiones a la patronal, pretenden estos sindicatos ‘endulzarla’ con unas subidas salariales vergonzosas que seguirían incidiendo en la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores del sector, en lugar de recuperar lo perdido en los últimos años. La propuesta de subida salarial de CCOO para los años 2017, 2018 y 2019 es de un 3,5% cada año (propuesta que se aleja de la de la patronal, y que acabará en un punto intermedio). Si tenemos en cuenta que desde diciembre de 2009 a diciembre de 2016, los trabajadores hemos perdido un 9,3% de poder adquisitivo en base a la subida del IPC, una subida del IPC desde diciembre de 2016 a diciembre de 2019 superior al 1,7% (más que previsible) haría que volviésemos a perder poder adquisitivo.

Estas negociaciones opacas y traidoras solo son posibles apartando a los trabajadores de las mismas, impidiendo su participación y pidiendo su apoyo solo para aparentar cierta fuerza que permita a las direcciones de ambas centrales sindicales obtener mayores prebendas. Solo con la participación activa de los trabajadores del sector, con su fuerza e implicación, es posible conseguir un convenio con mejores condiciones. Sin los trabajadores movilizados e implicados, solo queda la posibilidad de un convenio a la baja.

Se entiende analizando toda esta información porque CCOO y UGT ocultan a los trabajadores las negociaciones y propuestas que están encima de la mesa en estos momentos. Tenemos sobradas pruebas para estar convencidos de que nada bueno puede salir de esa negociación a nuestras espaldas. Por ello, desde CSC hacemos un llamamiento a todos los comités, delegados y trabajadores del sector a comprometernos en una plataforma en la que los trabajadores de base podamos participar en la construcción del convenio que nos merecemos, y para organizar movilizaciones unitarias que fuercen a la patronal a entender que los trabajadores del sector no estamos dispuestos a seguir empobreciéndonos.


Fortalece el sindicalismo de clase. Afíliate a CSC.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CSC

FSM

Copyright © Coordinadora Sindical Clase - Sevilla Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger