martes, 19 de marzo de 2019

UGT y CCOO se ahogan en casos de corrupción

0 comentarios















La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga un nuevo caso de corrupción de los sindicatos UGT y CCOO relacionado con los cursos de formación. En el caso de CCOO el fraude podría ser a escala nacional y por importes muy superiores a los 30 millones de euros, dinero que sale de nuestros bolsillos a través de subvenciones. Podría existir además un delito contra la Hacienda Pública por falsear las condiciones para cobrar dichas subvenciones públicas.


UGT acumula este nuevo caso a varias investigaciones más abiertas en diferentes comunidades autónomas, una de las más importantes la que se está llevando a cabo en Andalucía, donde un juez de Sevilla acumula ya a 20 imputados, y donde la fiscalía anticorrupción aprecia una "ingente cantidad de facturación y documentación fraudulenta y falsa", presentada por la federación andaluza de UGT para "justificar" las subvenciones concedidas por la Junta de Andalucía.



La corrupción y el fraude para recibir subvenciones parece haberse convertido en el modus operandi de estos dos sindicatos, que necesitan ese dinero para mantener unas estructuras que no son sostenibles ante la pérdida masiva de afiliación de los últimos años.

















Ya en 2015 la Junta de Andalucía investigaba las subvenciones concedidas a UGT y CCOO en 2009 por valor de más de 4 millones de euros con cargos a fondos de formación, pero que ambos sindicatos usaron para financiar la construcción de edificios en Granada y Huelva, unas subvenciones anómalas según el informe de la Cámara de Cuentas de 2014 y unas cantidades que la Junta de Andalucía ni siquiera había reclamado un año después de dicho informe.







Y es que CCOO y UGT son herramientas muy útiles para el sistema y para las empresas, que no dudan en defender su labor al servicio de la patronal para contener las demandas de los trabajadores y desmovilizarlos, por lo que a pesar del descrédito cada vez mayor que estas organizaciones tienen entre los trabajadores, las administraciones y los empresarios no dudan en salir en su defensa y darles el apoyo necesario para seguir manteniendo ciertas cuotas de representatividad, en un intento por controlar a los trabajadores a través de comités de empresa y delegados de personal, que actúan como correa de transmisión de las direcciones de estos sindicatos.







Y mientras estos sindicatos se hunden asolados por la corrupción, los trabajadores tenemos que decidir si les lanzamos un salvavidas para que sigan salpicados por casos de corrupción, firmando EREs y vendiéndonos a cambio de prebendas, o si dejamos de lado de una vez a organizaciones que hace mucho que dejaron de representar a la clase trabajadora.

¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

lunes, 18 de marzo de 2019

CCOO y UGT llaman a la desmovilización sin ningún tipo de decoro

0 comentarios




"No recuerdo nunca una movilización al final de una legislatura; nuestra movilización es esta rueda de prensa".


Podría parecer un chiste, una tira cómica de un periódico en la que se critica la actitud complaciente y servil de ambos sindicatos; pero no, es una frase literal de Pepe Álvarez, secretario general de UGT, pronunciada en una rueda de prensa conjunta de ambos sindicatos.



Bajo la excusa de no perjudicar el voto de la 'izquierda' (la 'izquierda' que aprobó una de las reformas laborales más dañinas para los trabajadores; la 'izquierda' que modifica la constitución para garantizar el pago a los monopolios; la 'izquierda' que reprime a trabajadores que se manifiestan pidiendo derechos), una vez más CCOO y UGT hacen el papel que la patronal ha encomendado a sus dos sindicatos, paralizar a los trabajadores, algo que ya ha quedado más que demostrado con casos como el de Panrico, en el que la empresa pactó pagos a CCOO de 30.000 euros anuales a cambio de frenar cualquier intento de movilización por parte de los trabajadores.



Para CCOO y UGT nunca es buen momento para una movilización, pero después tienen el cinismo de culpar a los trabajadores por no secundar una huelga, cuando han estado años reteniendo a esos mismos trabajadores. Desde 2012, fecha de la última huelga general convocada por estos sindicatos, los trabajadores venimos viendo cómo se deterioran cada vez más nuestras condiciones de vida, cómo aumenta la precariedad, cómo nos van recortando derechos y se va imponiendo lenta pero inexorablemente la miseria en nuestras vidas. Estos no son motivos suficientes al parecer para CCOO y UGT para movilizar a los trabajadores; esperaremos a los latigazos y las cadenas, o quizás no, denunciar el esclavismo podría perjudicar a esas empresas que con tanto ahínco defienden estos sindicatos.


No tienen sin embargo ninguna duda a la hora de firmar miles EREs que manden al paro a millones de trabajadores; debe ser porque de esos EREs sacan tajada ambos sindicatos.



CCOO y UGT son responsables directos de la terrible situación que padecemos los trabajadores, ambos son cómplices de los recortes impuestos por la patronal y los diferentes gobiernos (de 'izquierdas' y de derechas), son tan dañinos para nuestros intereses como los diferentes gobiernos de PSOE y PP que han actuado al servicio de las grandes empresas para recortar cada vez más nuestras condiciones laborales.


Y los trabajadores tenemos que despertar de una vez y dejar de apoyar a quienes se enriquecen con nuestra miseria, a quienes viven subvencionados por el Estado, recibiendo cantidades millonarias para tenerlos bien controlados y que no muerdan la mano que les da de comer. Es indecente que un trabajador honesto siga apoyando a estos sindicatos a los que, día tras día, les siguen destapando nuevos casos de corrupción.



Si queremos tener un futuro laboral, si queremos que nuestras condiciones de trabajo mejoren en lugar de retroceder, tenemos que abandonar al sindicalismo amarillo y corrupto y fortalecer las filas del sindicalismo de clase.





¡FORTALECE LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES, ÚNETE A CSC!
Leer más ...

martes, 5 de febrero de 2019

CCOO y UGT, nuevos engaños

0 comentarios




El pasado martes 8 de enero, los máximos responsables de los sindicatos amarillos CCOO y UGT manifestaban su intención de convocar movilizaciones. La primera de éstas sería un acto sindical (en formato de falsa asamblea, pues solo hablarán los más burócratas) de ambas centrales sindicales el próximo 8 de febrero en Madrid. Acciones todas ellas motivadas, según ambas organizaciones, porque el Gobierno no hace efectivos los supuestos acuerdos (de los que ni los afiliados a estos sindicatos saben nada ni nadie les ha consultado) a los que han llegado en materia de introducir cambios en la Reforma Laboral y en la Reforma de las Pensiones realizadas por el Gobierno de Rajoy. Y todo ello para intentar quitar protagonismo a la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones públicas, que es la única capaz de hacer acciones cada semana en casi 200 localidades de todo el Estado.


CCOO y UGT siguen traicionando a la clase obrera no exigiendo la derogación de ambas Reformas, y no sólo las Reformas introducidas por Rajoy, sino también las que realizó Zapatero. Las acatan íntegramente, pues las firmaron (es la que retrasa la edad de jubilación a los 67 años y disminuye hasta un 30% lo cobrado como primera pensión, para cumplir con lo que mandan las multinacionales que dirigen a la UE).


Con referencia de la Reforma Laboral de Rajoy, demandan que el gobierno haga Reales Decretos Ley para garantizar:

  • La continuidad de los convenios mientras éstos no sean sustituidos por otros (ultra-actividad).
  • Acabar con la prevalencia del convenio de empresa sobre el ámbito sectorial.
  • Establecer un sistema de control de la jornada para atajar la utilización fraudulenta del contrato a tiempo parcial.

Todo ello lo hacen cuando en los convenios de Empresa que han firmado, así como en Convenios sectoriales, han tragado plenamente con ambas Reformas Laborales, tanto la de Zapatero como la de Rajoy. De tal modo que CCOO y UGT han aceptado:


  • Desvincular la subida salarial del incremento del índice que mesura la carestía de vida (a pesar de ser un índice que no refleja la realidad pues lo controla el gobierno capitalista).
  • Liquidar la ultra-actividad, establecer tablas salariales con salarios ínfimos –que la subida del Salario Mínimo Interprofesional ha retratado como salarios de miseria-.
  • El establecimiento de dobles y triples escalas salariales por los que se agudiza la división de los trabajadores (dentro de la misma empresa o sector, aunque hagan igual tarea).
  • Acatar a rajatabla la clasificación profesional por grupos impuesta por Rajoy.
  • El mantenimiento de las horas extraordinarias, etcétera.


Por no hablar que ambas centrales sindicales comulgan plenamente con la contratación precaria establecida en las Reformas Laborales de Rajoy y Zapatero, la distribución irregular del 10% de la jornada anual, el descuelgue de los convenios por parte de la Patronal, así como el abaratamiento del despido, entre otras medidas impuestas por afiliados de UGT como eran Zapatero y Valeriano Gómez.


Por otro lado, con referencia a la Reforma de las Pensiones, CCOO y UGT hablan ahora de revisar la fórmula por la que se regula el factor de sostenibilidad para romper el automatismo (impuesto por la UE) entre incremento de la esperanza de vida y la caída de la cuantía de la pensión, cuando fueron esos mismos sindicatos quiénes firmaron la Reforma de las Pensiones de Zapatero en 2011.


Nos encontramos ante un nuevo engaño de CCOO y UGT, los cuales, 3 días antes de que el Gobierno llevara al Consejo de Ministros su propuesta de Presupuestos Generales del Estado, recordaban al Gobierno capitalista su utilidad como instrumento para la liquidación de los derechos de los trabajadores gracias a su labor de desideologización, desorganización y atomización de la clase obrera al objeto que de esos PGE puedan obtener una buena tajada.


CCOO y UGT han acreditado en estas últimas 3 décadas ser un instrumento vital para la aplicación de las políticas económicas capitalistas por parte del Estado, garantizando siempre no sólo la contención salarial, haciendo que éstos siempre crezcan por debajo de la carestía de vida, sino también proporcionando a la Patronal todo tipo de herramientas para incrementar el grado de plusvalía robada a los trabajadores por la vía de la precariedad, de la flexibilidad laboral, no dudando en firmar cientos de miles de despidos por la vía de los Expedientes de Regulación de Empleo, con los que han liquidado sectores económicos completos, y por los que ambos sindicatos han obtenido ingresos económicos.


Por todo ello, hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de este país a fortalecer las filas del sindicalismo de clase, así como hacemos un llamamiento a los sindicatos de clase, hoy dispersos debido a su variado origen (siempre frente al amarillismo sindical), a unir nuestras fuerzas –en la senda de lo acordado el pasado día 10 de julio de 2018 en la reunión de la Federación Sindical Mundial celebrada en Madrid- para:


  • Evitar más engaños del sindicalismo amarillo. Primero venden conscientemente nuestros derechos y luego, de manera oportunista, aparentan luchar para recuperarlos.
  • Evitar que sigan generando división entre los propios trabajadores con dobles y triples escalas salariales.
  • Evitar que sigan generando precariedad y miseria con la firma y aceptación de Convenios con tablas salariales inferiores cada año.
  • Evitar la necesidad de tener que depender de horas extraordinarias y jornadas abusivas para conseguir salarios decentes.
  • Evitar la pérdida de derechos y fomentar la creación de puestos de trabajo dignos.
  • Y construir la alternativa sindical clasista que necesitamos los trabajadores del estado español, instrumento indispensable para poder llevar a término el cambio político y social radical que nos permita superar este corrupto y caduco sistema capitalista, y podamos construir un sistema socioeconómico superior donde desaparezca por completo la explotación de cualquier persona por otras personas y donde la igualdad, la justicia social y el desarrollo multilateral e ilimitado del ser humano, sea su razón de ser.
Leer más ...

La Coordinadora Sindical de Clase de Sevilla con el Frente Único del Pueblo

0 comentarios
















El pasado 19 de enero de 2019 tuvo lugar una asamblea del Frente Único del Pueblo en Sevilla, en la que participaron trabajadores de diferentes sectores, sindicalistas, estudiantes, mujeres trabajadoras, pensionistas y autónomos, que se dieron cita para seguir construyendo los cimientos de un órgano de poder obrero y popular que permita a la clase trabajadora ser dueña de su futuro.


Tras analizar la grave situación de las clases populares en Andalucía, el estado español y a nivel internacional, con un régimen completamente agotado a todos los niveles que, si no rompemos con la dinámica actual, sólo puede evolucionar hacia el fascismo, se insistió de nuevo en que la solución sólo puede venir desde la misma base de las clases trabajadoras.


En dicha asamblea se nombró una comisión para distribuir las tareas, donde estarán presentes todos los sectores populares presentes en el Frente Único del Pueblo: jóvenes, mujeres, estudiantes, trabajadores, sindicalistas, y pensionistas.


Se aprobó igualmente un programa mínimo con medidas que pondrán en manos del pueblo trabajador la estructura económica del país, y por tanto le permitirá construir otra sociedad a medida de sus necesidades e intereses:

  1. Que las empresas que han sido privatizadas sean devueltas al pueblo
  2. Que la energía que produce el sol, el viento, el carbón, el agua, y demás recursos que nos proporciona la naturaleza, que por lo tanto pertenecen al pueblo, deben ser inmediatamente nacionalizadas.
  3. Que las tierras de los terratenientes al igual que sus frutos, labradas con el esfuerzo de los jornaleros, deben ser nacionalizadas.
  4. Que las empresas que evaden sus impuestos a través de paraísos fiscales, deben ser nacionalizadas.
  5. Que las personas físicas que se llevan el dinero a Suiza deben ser juzgadas, encarceladas y penadas hasta que no devuelvan el dinero al pueblo.
  6. Que los bancos, causantes supremos de la crisis, que fueron salvados con el dinero del pueblo, sean nacionalizados, para tener una banca fuerte cuya finalidad sea satisfacer los anhelos de progreso de las clases laboriosas.
  7. Que las elecciones sean realmente democráticas y partan desde abajo hacia arriba.
  8. Que las leyes se dicten para salvaguardar los derechos y libertades del pueblo. Que nadie esté por encima de las leyes, todos los ciudadanos sin distinción rendirán cuenta con la justicia.
  9. Que la Presidencia del Estado sea elegida por el pueblo.
  10. Enterrar todo vestigio del pasado franquista construyendo una República del Pueblo.

Además, se aprobaron las siguientes medidas en sintonía con ese programa de mínimos y con la firme intención de transformar la sociedad de abajo a arriba:


  • Derecho universal al trabajo digno: 35 horas, salario mínimo de 1200 euros con pluses en función de la dureza y peligrosidad del trabajo desempeñado, vacaciones retribuidas de un mes y medio, una verdadera prevención de riesgos laborales y seguridad laboral, formación retribuida, derecho a bajas maternales y paternales retribuidas 100% de un año (a elegir por la unidad familiar).
  • Derecho universal a una vivienda digna, acabando con la especulación y su uso como mercancía. Prohibición de los desahucios.
  • Derecho a una educación gratuita desde preescolar hasta la universidad adaptada al desarrollo emocional, personal y profesional de las personas y no a un modelo productivista y competitivo como el actual. Mejora de las infraestructuras, equipamientos, recursos escolares, reducción de la ratio de alumnos por docente, para un motivador y adecuado desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Derecho a una sanidad integral gratuita enfocada hacia la prevención, dotándola de los recursos materiales y humanos necesarios para acabar con las listas de espera, mejora de infraestructuras y equipamientos sanitarios, acceso a todos los avances científicos en materia sanitaria de prevención y curación de enfermedades. Cobertura gratuita de todos los servicios sanitarios (dentista, fisioterapeuta, logopeda, etc.) actualmente privados.
  • Residencias de ancianas/os gratuitas dotadas de profesionales que cubran las necesidades específicas de éstos.
  • Una agricultura y ganadería sostenibles, respetuosas con el medio y las personas, libre de sustancias tóxicas para los ecosistemas naturales y la vida animal y del ser humano.
  • Red de transporte público gratuito y de calidad y carril bici amplio que conecte toda la ciudad o área poblacional. Mejora de los equipamientos, frecuencia horaria y seguridad.
  • Una planificación urbana sostenible, donde se habiliten suficientes áreas verdes y lugares para el ocio y recreo de las personas.
  • Restauración ambiental de los ecosistemas degradados y una apuesta por conciliar la actividad industrial y el respeto al medio ambiente y la salud de las personas, de las comunicaciones, etc.
  • Servicios sociales integrales de apoyo a la crianza, conflictos familiares, prevención de la violencia, atención psicológica, etc.
  • Servicios culturales y de ocio de amplia oferta y gratuitos pensados por y para el pueblo.
  • Socialización de los medios de comunicación diseñados por y para el pueblo.
  • Inversión en investigación científica (sanidad, industria, medio ambiente, etc) enfocada a la mejora y avance de la calidad de vida de los trabajadores.
  • Depurar los elementos fascistas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, de la Justicia y de todo el aparato del Estado en general.

Desde la Coordinadora Sindical de Clase, sindicato de la Federación Sindical Mundial, que engloba a más de 90 millones de trabajadores en todo el mundo, apoyamos este programa de transformación social y trabajaremos en el desarrollo del mismo y en fortalecer la organización popular para que el Frente Único del Pueblo siga creciendo y se convierta en un verdadero órgano de poder para la clase trabajadora.


Hacemos igualmente un llamamiento a todos los trabajadores a unirse y organizarse con el Frente Único del Pueblo para, entre todos, transformar de raíz esta sociedad y poder edificar un mundo nuevo en el que los trabajadores tengamos una vida digna y en paz.
Leer más ...

sábado, 12 de enero de 2019

En estas elecciones la dirección de Renault se presentará bajo las siglas de CCOO y UGT. ¡ÚNETE A CSC!

0 comentarios
Os hemos explicado en nuestros comunicados anteriores el porqué de los retrocesos en nuestro sector: Cómo el Estado ha subvencionado el acopio de maquinaria por parte de las empresas para que éstas avancen hacia la denominada Industria 4.0, y cómo los sindicatos CCOO y UGT han tragado con todo tipo de ERE y de medidas de flexibilidad, o lo que es lo mismo explotar más a los trabajadores y de manera más extractiva y extensiva, buscando sincronizar la capacidad productiva y la demanda jugando con nuestros turnos y nuestro descanso, reflejándose todo ello en el artículo 12 del Convenio Colectivo Interprovincial de RENAULT ESPAÑA 2017-2020. Ante estos indignos posicionamientos impropios de sindicatos que defiendan los intereses de la clase obrera, tanto CCOO como UGT se vanaglorian de haber firmado retrocesos, los despidos y las traiciones.


Las Patronales ANFAC y SERNAUTO reconocen tan indigna labor de CCOO y UGT, como lo expresa el informe realizado por PriceWaterhouseCoopers (PwC), basado en los RRHH y la Productividad, titulado “Temas candentes de la industria del automóvil en España” donde señalan que “Los representantes de los trabajadores hace tiempo que han comprendido que es necesario remar en la misma dirección, lo que ha permitido alcanzar acuerdos y negociar medidas más o menos novedosas, como individualizar las pausas, de forma que no todos los trabajadores paren a una hora concreta como tradicionalmente se ha hecho – esta medida tan sencilla puede llegar a suponer ganar una hora de producción por jornada en una fábrica que trabaje a tres turnos -, ampliar o reducir el turno de trabajo en función de las necesidades de la producción, lo que puede aportar un plus en materia de flexibilidad, o trabajar el sábado comunicándolo la misma semana. Otras soluciones, como las bolsas de horas y la doble escala salarial, están incorporadas a las dinámicas de muchas empresas desde hace tiempo”. Claramente quedan retratados CCOO y UGT como lo que son: Títeres necesarios para firmar las pretensiones y planes de la Patronal bajo un falso manto democrático.


El pasado mes de octubre, la consultora PwC realizó un informe titulado “Transforming vehicle production by 2030: How shared mobility and automation will revolutionize the auto industry”, del que la prensa española se hizo eco a finales de noviembre. Algunas de las previsiones que tenía dicho informe son las siguientes:

  • “El tamaño de la plantilla trabajando en las líneas de ensamblaje y en los talleres de carrocería y pintura, menguará debido a la automatización y a las nuevas técnicas de montaje para los vehículos”.
  • “El número de puestos de trabajo de operarios de fábrica y producción disminuirá con fuerza – hasta en un 60% -, ya que las personas serán reemplazadas por maquinaria autónoma”. Esa maquinaria autónoma en gran parte ha sido financiada por el Estado, por el dinero de nuestros impuestos, algo que los sindicatos CCOO y UGT han aplaudido.
  • “El número de ingenieros de datos llegará a multiplicarse por dos en algunos centros de producción, y llegará a aumentar hasta un 80% en otros. El número de ingenieros de software aumentará hasta un 90%”.
  • “La mano de obra del sector va a estar sometida a una presión muy fuerte y se espera que para 2030, las plantillas se recorten en, al menos, un 50%”.
  • “Los empleados que conserven su trabajo necesitarán adquirir nuevas habilidades. Los fabricantes de automóviles deberán convertirse en gestores de datos y entender su nuevo rol como proveedores de servicios de movilidad, además de ensambladores de coches”.

Es necesario en este punto recordar algo que también os hemos explicado, que es la posición de CCOO-Industria a nivel estatal, reflejada en su documento de septiembre de 2018 titulado “Situación y perspectivas en el sector del automóvil. Medidas ambientales, digitalización y automatización de la industria” donde abiertamente afirmaban no sólo que su estrategia en el sector coincide plenamente con la Patronal ANFAC y SERNAUTO, sino que escriben sin pudor ni vergüenza en la última página de dicho informe que ellos - el sindicato vertical del Estado CCOO-UGT -, la Patronal y el Ministerio de Industria trabajan para implementar la estrategia de la Patronal para nuestro sector. Estrategias que ya estáis viendo cuáles serán sus efectos y en qué consisten.


El vehículo eléctrico va a ser un chivo expiatorio magnífico para justificar recortes de plantillas. Recortes que en realidad no son consecuencia del vehículo eléctrico sino de la naturaleza clasista y criminal del capitalismo, que hace que el desarrollo tecnológico redunde positivamente para los dueños de las empresas automovilísticas pero no para los trabajadores. Los sindicatos CCOO y UGT están de acuerdo con esta lógica capitalista de que el desarrollo tecnológico sirva para que el empresario gane más a costa lanzar a centenares de miles de trabajadores a la calle y precarizando todavía más las condiciones laborales de los trabajadores que se quedan en activo; como lo acreditan las declaraciones del Secretario General de UGT que el pasado 28 de diciembre señalaba en la prensa que “el vehículo eléctrico necesita un 30% menos de mano de obra”.


Mientras la patronal, el Estado y sus sindicatos subvencionados – CCOO y UGT – defienden a ultranza el sistema capitalista y sus efectos, totalmente perniciosos para los trabajadores, los trabajadores debemos romper con esta lógica y exigir que el desarrollo tecnológico redunde positivamente en la mayoría del pueblo, en los trabajadores, y no en una minoría explotadora que utiliza los avances de la tecnología para agudizar la explotación y obtener más beneficios. Tesis éstas que defienden CCOO y UGT, frotándose las manos de lo que pueden percibir por la firma de los EREs que vislumbran.


Es necesario que los trabajadores apoyemos al sindicalismo de clase y nos unamos al proyecto de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC). Desde CSC no estamos en contra del desarrollo tecnológico, todo lo contrario, pero sí exigimos que este desarrollo tecnológico se ponga al servicio de los trabajadores, pues tanto la maquinaria como el incentivo para la compra de vehículos en gran parte sale de las arcas de un estado que entre subvenciones, créditos blandos y planes de apoyo y ayuda a las empresas automovilísticas ha inyectado decenas de miles de millones de euros en los últimos años, dinero que ha salido de nuestras espaldas. El crecimiento de la producción debe servir para que los trabajadores tengamos jornadas de trabajo más pequeñas - donde lejos de reducirse los salarios se actualicen al alza reflejando en los salarios también el alza de la productividad y de la carestía de vida -, para liquidar las horas extraordinarias, la flexibilidad horaria y avanzar la edad de jubilación y para que la Empresa forme más y mejor a la plantilla. Eso es lo que debe defender un sindicato de clase y no convertirse en perros falderos de la Patronal, que es la función que hoy representan CCOO y UGT.


Es por ello que la Dirección de la Empresa, el pasado 4 de enero, cuando se constituyó la Mesa Electoral, fue tremendamente beligerante con nuestro sindicato, con la vergonzante complicidad de CCOO y de UGT. Y es que la Dirección de la Empresa es la primera interesada en favorecer a CCOO y UGT, porque controla perfectamente esas dos siglas y sabe que es vital para ella que ambas siglas se impongan; en realidad los intereses de la Dirección de la Empresa son representados a través de CCOO y UGT. Y es que la Dirección de RENAULT sabe perfectamente que CSC no firmará ni un ERE ni un retroceso de la plantilla, porque sabe perfectamente que el sindicalismo de clase de CSC, es la alternativa a las políticas nocivas de la Patronal del Sector. ¡Compañero/a! ¡Fortalece el Sindicalismo de Clase! ¡UNETE A CSC!


Como puedes comprobar, en las próximas elecciones sindicales en RENAULT hay mucho en juego, está en juego el puesto de trabajo de muchos trabajadores y el trabajo de las futuras generaciones y, también, todo retroceso del sector del automóvil implica un retroceso del conjunto de la clase obrera. Como puedes ver, apoyar a CCOO y UGT es apoyar a la Patronal y a su Estado. Los trabajadores necesitamos construir una fuerza que nos permita defender nuestros intereses como clase, armados ideológica y organizativamente, sin depender de la Patronal ni de las subvenciones del Estado.


En RENAULT es necesaria la conformación de un sindicato de clase para fortalecer la organización de los trabajadores y para debilitar las posiciones de los sindicatos de la Empresa y del Estado, que redunda también en el fortalecimiento de las posiciones de nuestra clase. La Coordinadora Sindical de Clase cree en la LUCHA DE CLASES porque es el método que sirve para que los trabajadores tomemos conciencia de nuestra existencia colectiva y de nuestros intereses colectivos contrapuestos a los del capital. La LUCHA DE CLASES es consustancial a nuestra existencia como organización. Por todo ello, te animamos a participar en las Elecciones Sindicales formando parte de nuestra candidatura, no dudes en ponerte en contacto a través de:


Leer más ...

martes, 8 de enero de 2019

El Ayuntamiento de Sevilla condenado por discriminar a trabajadores

0 comentarios
El Ayuntamiento de Sevilla ha sido condenado recientemente por el Juzgado de Refuerzo del Juzgado de lo Social número 3 de Sevilla, con sentencia 410/2018, por discriminar a los trabajadores contratados temporalmente al amparo de programas financiados con ayudas públicas de otras administraciones públicas, programas extraordinarios de ayuda a la contratación, programa empleajoven y emplea30+, etcétera, a los que no le aplicaban el Convenio Colectivo del Personal Laboral del Ayuntamiento.

Este proceso, nuevamente, retrata a CCOO, UGT y CSIF. Así tenemos que el pasado día 24 de noviembre de 2016 el Ayuntamiento de Sevilla convocó a la Comisión Paritaria del Convenio para interpretar si a esos trabajadores contratados temporalmente en base a los programas de ayudas públicas de otras administraciones públicas había que aplicarles el Convenio Colectivo del Personal Laboral. En dicha Comisión Paritaria, el día 28 de noviembre de 2016, tanto CCOO, UGT como CSIF acordaron con el Ayuntamiento que no se aplicara el convenio a dichos trabajadores. Decisión ésta que, según el Juzgado de Refuerzo del Juzgado de lo Social número 3 de Sevilla, discrimina a los trabajadores contratados por dichos programas, contraviniendo así el artículo 14 de la Constitución Española, que garantiza la igualdad, así como la cláusula 4 de la Directiva 99/70. 

En el acto del Juicio, tanto CCOO como CSIF lo único que demandaron fue “una sentencia ajustada a Ley”, no presentándose al Juicio ni UGT ni el Comité de Empresa evidenciando lo poco que les importan los derechos de los trabajadores. 

La sentencia también retrata para lo que sirven las Comisiones Paritarias de los convenios cuando la Empresa está sentada también en el Banco Social, siendo instrumentos de autodefensa de las empresas que obstaculizan que el trabajador pueda acudir a un juzgado, ampliando los plazos, y matando la movilización de los trabajadores. 

El Ayuntamiento de Sevilla, y sus adláteres sindicales CCOO, UGT y CSIF, han discriminado a los trabajadores contratados para dichos planes, negándoles sus derechos, perjudicándoles económicamente y apoyando la división máxima de los trabajadores.

Pero si esta cuestión es grave, más grave aún es la actitud de CCOO y UGT que, en un ejercicio de oportunismo y del mayor de los cinismos, se están ofreciendo a los trabajadores para 'ofrecerles' su asesoría jurídica para demandar los mismos derechos reconocidos en la citada sentencia y que anteriormente se lo habían negado en la mesa paritaria. Hemos de recordar que UGT y CCOO usan estos servicios jurídicos como vía de financiación, pues un porcentaje de las cantidades obtenidas por los trabajadores, al ejecutar la sentencia, va a parar a las arcas de estos sindicatos amarillos, en forma de porcentaje por la asesoría jurídica.

CCOO, UGT y CSIF están descalificados para defender los derechos de los trabajadores, demostrando una sumisión lacayuna al Ayuntamiento de Sevilla al igual que hacen en otras empresas públicas y privadas.
Leer más ...

En estas elecciones los trabajadores de Renault nos jugamos mucho ¡ÚNETE A CSC!

8 comentarios
Llegan las elecciones sindicales y veréis a los diferentes sindicatos mostrar una imagen de firmeza que se disipara conforme pasen las elecciones. Y prueba de ello lo tenéis en el contenido del Convenio Colectivo Interprovincial de Renault España para los años 2017 al 2020, donde se constata que Convenio tras Convenio los trabajadores perdemos derechos.

Lo más lamentable de todo es que los sindicatos corporativistas y aquéllos que representan a la santa alianza de la Patronal y el Estado, que son CCOO y UGT, no irán a cara descubierta a este proceso electoral.

Estamos convencidos que CCOO, por ejemplo, no darán publicidad al posicionamiento de la Rama Federal de Industria de dicho sindicato; posicionamiento condensado en un documento de 104 páginas de septiembre de 2018 titulado “Situación y perspectivas en el sector del automóvil. Medidas ambientales, digitalización y automatización de la industria” donde expresa su estrategia para nuestro sector. Un documento que, perfectamente, lo podría haber firmado la patronal ANFAC y que verifica que CCOO es un sindicato que sirve a los intereses de dicha patronal y del Estado, pero no al de los trabajadores.

Ellos mismos reconocen esta realidad en su párrafo final cuando dicen que “En este marco, se inscribe el proyecto en el que participamos las asociaciones empresariales del sector (ANFAC y Sernauto), los sindicatos (CCOO de Industria y UGT-FICA) y el Ministerio de Industria, enmarcado en el Foro Sectorial de Automoción y que, al actual gobierno socialista, quiere dar mayor relevancia, creando los Observatorios Sectoriales que desaparecieron con la entrada del PP en el gobierno en 2011”. ¿Y cuál es el marco al que se refieren del proyecto común donde están inmersos la Patronal, el Estado a través de su Ministerio de Industria y los sindicatos del Régimen CCOO y UGT? Veamos:

  1. En la página 92 de dicho documento CCOO Industria señala “CCOO de Industria apuesta por la transición energética con todas sus consecuencias, pero con la exigencia de que incorpore garantías para las personas, los empleos y las actividades económicas que se vean inmersas en este proceso (…) Lo que necesita este país es elaborar un proyecto de descarbonización serio y en una perspectiva de medio largo plazo, que es lo que requiere afrontar proyectos complejos como el del cambio climático y sus efectos en la salud de las personas”. Y en ello están, pues CCOO está participando junto con UGT y el Estado en el desmantelamiento de la minería en Asturias, León y Aragón. Pero también, por lo que vemos, y puesto que apuesta por la transición energética con todas sus consecuencias también apuesta por proseguir desmantelando el sector del automóvil - y decimos bien proseguir porque esos dos sindicatos han firmado todos los EREs que les han puesto por delante - puesto que según señalan en su página 90, “España carece de fábricas de turismos eléctricos y de baterías, por lo que debe apostar por abandonar el alto nivel de dependencia de un sector con gran influencia en la economía del país y apostar por ponerse a la altura de los países del entorno, venciendo su resistencia permanente al cambio para que sigamos siendo un referente competitivo”.

  2. Por ello dice CCOO Industria, en su página 93 que “El objetivo es orientar y concretar las futuras actuaciones en materia de política industrial, que permitan definir un nuevo modelo productivo para España. (…) De forma urgente, es preciso que se desarrollen e implanten medidas concretas en regulación, costes de energéticos, de formación, de internacionalización, financiación, I+D+i y PYME”. Y en la conformación de ese nuevo modelo productivo para España, donde piden al Estado políticas y regulaciones favorables a la Patronal, nada para la clase obrera, a la que ni nombran como tal en dicho documento, a lo sumo nos llaman “Capital Humano”.

  3. Lo prioritario para CCOO Industria, páginas 95-96, es claro: “los mayores gastos e inversiones en I+D+i que requieren esas mejoras exigen una mayor eficiencia que, en parte, descansa en nuevos sistemas de organización y más progreso técnico”. Prosiguiendo “las 'Agendas Sectoriales', elaboradas por el anterior Ministerio de Industria en el año 2017, son planes transversales sobre los que se empezó a trabajar (…) En este caso, incluye un diagnóstico del sector (fabricantes y componentes, en el caso de la automoción), se analizan los retos y las oportunidades y qué medidas tomar para apoyar a que siga generando riqueza, contemplando siete líneas de actuación prioritarias, que compartimos los sindicatos:


    1. Productividad y flexibilidad: generar economías de escala y cambios en el modelo productivo para mejorar la flexibilidad laboral.
    2. Logística: avanzar en la mejora de la eficiencia del transporte y armonización con Europa.
    3. Fiscalidad y financiación: mejorar el modelo fiscal y mayores facilidades de acceso a la financiación.
    4. I+D+i: aumentar la capacidad empresarial y mejorar la coordinación y efectividad de los planes de innovación.
    5. Capital humano: retener el talento y disponer de una formación adaptada a las necesidades reales.
    6. Internacionalización: aumentar las capacidades globales y suprimir las barreras al comercio exterior.
    7. Regulación (transversal): armonizarla y construir un marco que fomente el desarrollo del futuro del automóvil”.

CCOO Industria es clara: mejorar las vías de financiación de las Empresas, y hacer que éstas tributen menos – eso significa mejorar el modelo fiscal -, recibir subvenciones estatales para que las Empresas se doten de maquinaria más sofisticada que incremente la productividad y rebaje los costes de producción, apostar todavía más por la internacionalización – que significará abrir las puertas para que más producción se vaya hacia zonas del planeta donde los costes laborales sean inferiores - y hacer una política de retener lo que ellos llaman “el talento”, o lo que es lo mismo, prescindir de un número importante de obreros para ajustar el número de trabajadores al “nuevo modelo productivo” que están construyendo junto con el Estado y la Patronal. Consciente CCOO Industria de la destrucción de Empleo que su apuesta va a producir señala, en la página 96, lo siguiente “CCOO de Industria viene señalado que, para la entrada en esta cuarta revolución industrial, es determinante el papel del Estado, evitando que el acelerado proceso tecnológico que lo acompaña no se sustente en pérdida de empleo: ”es decir, que se produzca el crecimiento sin empleo, mediante la destrucción de más empleo que el que se crea. Por ello, debe orientar la formación de los trabajadores y trabajadoras actuales, el sistema educativo y la tecnología, además de garantizar la protección social para los que puedan resultar excluidos del mercado de trabajo””. Esto es, por un lado piden una mejor fiscalidad para las Empresas – que paguen menos impuestos – y por otro, piden al Estado que se haga cargo de los trabajadores “que puedan resultar excluidos”.

  4. Por último, CCOO recuerda a la Patronal y al Estado su utilidad poniendo, para ello, en valor todas las traiciones que ha perpetrado contra la clase obrera, como se puede leer en la página 99 cuando afirman “El mejor activo del sector de automoción en este país es la capacidad de negociación que han venido demostrando desde el año 1997, cuando desde la perspectiva de una situación boyante en la economía y en el sector, se acordaron medidas la flexibilidad de la actividad en las plantas (4,6 millones de horas en 'bolsas de horas'; modificación de la distribución de la jornada anual, el corredor de vacaciones, ERE suspensivos, contratos de relevo…) y una moderación de los costes laborales, atendiendo a la evolución de la inflación, configurándose España como el tercer país productor de vehículos, con el incremento más bajo del coste laboral total por hora en el período”¡¿SE PUEDE SER MÁS TRAIDOR Y DESVERGONZADO?!, hacemos un llamamiento a los afiliados honestos de ese sindicato a romper el carnet, y fortalecer las filas del sindicalismo de clase.

Como verás, a lo largo del resumen del documento, todo lo entrecomillado son extractos literales del mismo, hay algunas partes subrayadas. Las hemos subrayado para que veas cual es la contraprestación de los sindicatos del Estado – CCOO y UGT – por la venta de los trabajadores del sector del automóvil. Ya se están frotando las manos de lo que les puede rentar la participación en los observatorios sectoriales, la construcción de ese nuevo modelo productivo junto con la Patronal con el que percibirán minutas por los EREs en ciernes, por la participación en la formación dual, etcétera.

Como puedes comprobar, en las próximas elecciones sindicales en RENAULT hay mucho en juego, está en juego el puesto de trabajo de muchos trabajadores y el trabajo de las futuras generaciones y, también, todo retroceso del sector del automóvil implica un retroceso del conjunto de la clase obrera. Como puedes ver, apoyar a CCOO y UGT es apoyar a la Patronal y a su Estado. Los trabajadores necesitamos construir una fuerza que nos permita defender nuestros intereses como clase, armados ideológica y organizativamente, sin depender de la Patronal ni de las subvenciones del Estado.

Como puedes ver, en RENAULT es necesaria la conformación de un sindicato de clase para fortalecer la organización de los trabajadores y para debilitar las posiciones de los sindicatos de la Empresa y del Estado, que redunda también en el fortalecimiento de las posiciones de nuestra clase. La Coordinadora Sindical de Clase cree en la LUCHA DE CLASES porque es el método que sirve para que los trabajadores tomemos conciencia de nuestra existencia colectiva y de nuestros intereses colectivos contrapuestos a los del capital. La LUCHA DE CLASES es consustancial a nuestra existencia como organización. Por todo ello, si estás interesado en participar en las Elecciones Sindicales formando parte de nuestra candidatura, no dudes en ponerte en contacto a través de:


Leer más ...
 

CSC

FSM

Copyright © Coordinadora Sindical Clase - Sevilla Design by BTDesigner | Blogger Theme by BTDesigner | Powered by Blogger